Fanboy de Apple analiza el Samsung Galaxy Tab S3

Fanboy de Apple analiza el Samsung Galaxy Tab S3

He podido disfrutar de ella durante un largo periodo y voy a poner aquí las sensaciones que me han transmitido.

He de decir, aunque creo que lo he dicho ya, que vivo (con todo lo que ello implica) en el ecosistema de Apple. He dicho que vivo, pero soy un apasionado turista, me encanta descubrir otros sitios y por qué no? si me gusta lo que veo me quedo. Durante el artículo la comparé con lo que conozco y creo que es su principal rival: el iPad Pro.

¿Empezamos?

Veréis, la Samsung Galaxy Tab S3 que he tenido la suerte de probar es el modelo WiFi de 32GB os pego las características y especificaciones para que luego las analicemos:

Pantalla: 9.7 pulgadas de Super AMOLED
Resolución: 2,048×1,536 pixeles (264 dpi)
HDR:
Procesador: Snapdragon 820 (dos núcleos de 2.15GHz y dos de 1.6GHz)
RAM: 4GB
Cámara trasera: 13 megapixeles
Cámara frontal: 5 megapixeles
Almacenamiento: 32GB
Ranura microSD: Sí, hasta de 256GB (la probé con 128GB y funcionaba)
Batería: 6,000mAh con carga rápida (aunque el cargador que suministran no es de carga rápida)
Sistema operativo: Android Nougat
Conectividad: Wi-Fi 802.11ac, Bluetooth 4.2, USB 3.1 (USB-C)
LTE: (Es opcional, la que probé no lo tenía pero me parece un dato interesante de copiar) LTE Cat6 (300 Mbps)
Lector de huellas:

Precio: 589€ en Amazon (Febrero de 2018)

Creo que no me he olvidado de nada, si queréis saber alguna especificación más os invito a escribirme en la caja de los comentarios.

El cuerpo

Cuando la saqué de la caja me di cuenta que era menos pesada que el iPad Pro. Me resultó más fácil de coger y me encantó el tacto de cristal, aunque es un imán de huellas, todo hay que decirlo. La tablet de Samsung, efectivamente, (después de buscar los datos) es más compacta (25,06 x 17,41 cm frente a 23,73 x 16,9 cm del iPad) y más ligera (469 gramos frente a 429 gramos). En cuanto al grosor son el mismo básicamente (6,1 mm iPad frente a 6 mm).

En la parte frontal destaca el lector de huellas (que después quiero hablar de él), los dos botones capacitivos, la cámara frontal, el sensor de luz y su espectacular pantalla. De la pantalla hablaré más adelante en un punto especialmente para ella.

El lector de huellas, cuando funciona cumple con su función pero mientras me ha tocado que poner el código de desbloqueo. A mí no me ha resultado tan fiable de usar como en el iPad. El dedo debe de estar exquisitamente seco y limpio si quieres que te reconozca.

La cámara frontal es de 5 MP (f/2.2, 23mm) y permite grabar hasta 1080p. Las veces que la he usado (Skype) la he visto bien. Por seguir con la comparación frente al iPad, para mí tienen la misma calidad (al menos en videollamadas).

En la parte trasera es de cristal, un imán de huellas y nos encontramos con la cámara principal (que sobresale más de lo que me gustaría).

Los botones capacitivos fuera de la pantalla tienen igual número de fans que de detractores. Para mí son un acierto tenerlos y tenerlos afuera más. Por decir algo más, se iluminan cuando son “tocados”. Ahora me siento extraño al usar el iPad y ver que no tienen estos botones 🙂

Tiene un slot para microSD.

 

 

 

 

La Pantalla AMOLED (con HDR)

Algo que me enamoró cuando me propusieron probar la Samsung Galaxy Tab S3 fue su increíble pantalla al menos en el papel.

La pantalla del Galaxy Tab S3 es una de las mejores que he visto. Cuenta con un panel Super AMOLED (ya estaba advertido que los colores en este tipo de paneles se ven saturados (que sí que sí que depende de la calibración)) que ofrece unos colores más vivos  y unos negros profundos casi infinitos.la Samsung Galaxy Tab S3 es capaz de reproducir vídeos codificados con HDR10 aunque, por el momento, apenas hay contenidos para probarlo en Amazon Video o Netflix, luego volvemos a este tema.

Como he dicho antes, la pantalla es mucho más colorida y saturada que la pantalla del iPad Pro, que puede parecer un poco aburrido cuando están juntos, pero aquí es donde termina la ventaja del Tab S3.

La pantalla de la Samsung Galaxy Tab S3 no funciona tan bien con luz brillante debido a su recubrimiento excesivamente reflectante, que he descubierto (y sufrido) que es particularmente molesto en cualquier ambiente con una fuente de luz fuerte o directa. También carece de la tecnología True Tone que se encuentra en el iPad Pro, que altera la temperatura del color según el entorno y facilita la lectura en la oscuridad.

Samsung por ahora da poca posibilidad de cambiar la graduación de color y viene con un modo de color, que para mi gusto, no es el más adecuado. Hablo del modo Adaptativo. Este modo de los 3 que trae hace que los colores se vean más saturados y por ende más vivos. En el modo de color Básico, la reproducción de color, para mí, es excelente.

El brillo máximo de la pantalla es elevado, aunque está algo por debajo del iPad Pro.

Para los más aventureros (y apasionados por los datos) os dejo este enlace dónde hacen un examen de categoría a la pantalla de la Samsung Galaxy Tab S3. A mí me resulto impresionante.

 

El HDR puede hacer que el contenido realmente se vea mejor, no hay mucho contenido para disfrutarlo, así que esto es más una apuesta a futuro que algo que podemos disfrutar actualmente.

Yo probé Netflix con su app que con la actualización de Samsung, Diciembre de 2017 ya podemos disfrutar del contenido en HDR, vi algún capitulo de Stranger Things, Marco Polo, Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage. ¿qué contenidos en HDR habéis visto? y ¿dónde?

¿Merece la pena el HDR?

Esto ya depende de cada uno, la pantalla es excelente y si el ambiente acompaña (con nada de luz en la habitación o debajo de una sabana) la experiencia se disfruta mucho. Si hay luz en el ambiente, es horrible compartir plano con el Demogorgon.

Los colores son más reales es como si estuvieras ahí. Al menos esa fue la sensación que me dio a mí. Eso sí, tuve que cambiar el modo de ver los colores, los probé todos y me quedo con el de Cine. Pero he de deciros que esto de los colores es muy subjetivo, cada uno los recibimos de una forma.

 

El S Pen

Además del iPad tengo el Pencil de Apple y lo uso. Para poner en contexto mi opinión os diré que yo el uso que le doy al Pencil es básicamente para subrayar y tomar alguna que otra anotación poco más…

El  S Pen empieza con mucha ventaja frente a su rival. Viene en la caja y no necesita ser recargado para ser usado. Cuenta con un diámetro de 9,4 mm y una punta de solo 0,7 mm de grosor. Para terminar de describirlo diré que el S Pen tiene un botón físico y  un volumen de 9.4 x 5.7 x 139 mm y pesa 8.95 g

He de decir que un principio lo trate con cierto desprecio, por que, torpe de mí, pensé que era un trozo de plástico. Toda mala opinión cambia cuando lo usas por primera vez. Es más manejable, es más pequeño, ligero, y mucho más fácil de perder. Si tienes la dicha de perder el S Pen por 59.90€ podrás enmendar tan terrible error desde la web oficial. Para mí hubiera sido genial que la Samsung Galaxy Tab S3 hubiera llevado, a modo de Galaxy Note, algún hueco para poder guardar el S Pen.

El S Pen tiene 4096 niveles de presión, aunque la verdadera fortaleza del stylus de Samsung es sin duda el Air Command. El Air Command son funciones que nos ayudará en ganar en agilidad a la hora de trabajar. Es acercar el S Pen a la pantalla y nos aparecerá la burbuja del Air Command con los atajos clásicos (tomar notas, escribir sobre una captura de pantalla, …) o con los que le configuremos. La combinación S Pen y Air Command está hecha para ganar en agilidad.

No todo iba a ser bueno en el S Pen algo que he echado de menos es en esos pequeños detalles que tiene el Apple Pencil (ojo yo no lo uso pero sé que están ahí). Un claro ejemplo se encuentra a la hora de inclinar el lápiz para lograr trazos más gordos, hecho que se puede conseguir con inclinar el Pencil de Apple. Si esto lo hacemos con el S Pen sigue siendo el mismo.

El punto que va a decantar la balanza respecto a una u otra opción, como en la mayoría de los casos es saber qué vamos hacer y cómo lo vamos a utilizar. Para mi uso general en este tiempo el S Pen cumple sobradamente con su función: Subrayar con precisión, hacer anotaciones en pdf, tomar alguna nota rápida, no he estado pendiente de su batería, no he notado el retardo desde que subrayo hasta que levanto el S Pen … y lo mejor de todo viene incluido con la Samsung Galaxy Tab S3 así que no tenemos que pagar más.

Autonomía de la batería

La batería de la Samsung Galaxy Tab S3 tiene una capacidad de 6.000 mAh, por lo que es ligeramente inferior al iPad Pro aproximadamente tiene unos 7.300 mAh. ¿Se nota mucho esto? En absoluto. En mis pruebas el dispositivo ha estado cerca de 13 horas de reproducción de vídeo casi de forma continua, una cifra que puede parecer exacerbada para mucho pero que se queda lejos de los últimos iPad Pro. Todo esto de la autonomía depende mucho del uso que le de cada uno. Por ejemplo, yo siempre llevo un altavoz bluetooth enlazado con el Samsung Galaxy Tab S3 o con el iPad, bien sea para ver vídeos o escuchar música o algún podcast (por cierto, un saludo a la extraña familia) .

Tenemos que ser claros, los ciclos de uso y carga en un tablet o iPad no tiene nada que ver con un móvil y, de hecho, con un uso normal (navegación, jugar un poco y ver algún que otro video) nos tendremos que preocuparnos en recargar la batería cada tres o cuatro días, a menos que hagas un uso muy enfermizo apasionado del mismo, y, siempre y cuando la dejemos durante en la noche descansar.

Enlazo con otra cosa que me ha impresionado de la Samsung Galaxy Tab S3 y es que en reposo la tablet no consume prácticamente batería,  como mucho ha llegado a bajar un 2% con todas las conexiones activas. ¡Chapó Samsung!

Ni que decir hay que si vamos a utilizarla offline, su batería nos durará aproximadamente unas 17 horas (depende de lo que hagas offline), un resultado aceptable.

Si se te acaba la batería (cosa que pasará),  su tiempo de carga, con el cargador de serie, podremos cargar la Samsung Galaxy Tab S3 en poco más de dos hora y 20 minutos al 100%. El Tab S3 cuenta con carga rápida Adaptive Fast Charging, y viene de serie con un cargador compatible con esta tecnología.

Se nota que Samsung ha trabajado duro para mejorar en cuanto a la autonomía y estirar la capacidad de la batería. Podemos hacer uso de los dos modos de ahorro de energía que incorpora Samsung: medio y máximo.

El modo de ahorro medio limita el rendimiento máximo de la CPU al 70%, reduce el brillo máximo a un 90% y, opcionalmente, limita el uso de redes en segundo plano. El modo de ahorro máximo va todavía más allá y cambia el aspecto del interfaz, dejándola casi en blanco y negro. Estos detalles hace que la autonomía se vuelva casi infinita … He usado poco este modo de energía por ser poco práctico pero para leer o similar estaría bien.

¡Cámaras! ¡Acción!

No tenemos que perder nunca el foco 😉 y saber que estamos con un tablet en la mano, me gusta que tenga la aplicación de cámara como si de un móvil se tratase pero no es tan práctico.

Samsung ha dotado al Galaxy Tab S3 una cámara principal con un sensor 4:3 de 13MP con apertura f/1.9  , no tiene estabilización óptica, recordemos que estamos ante un tablet no un móvil.

La calidad de las fotografías la cámara es buena en general siempre que haya luz. Las imágenes ofrecen un buen nivel de detalle y una buena reproducción de colores. Por la noche o en situaciones de poca luz la cosa cambia. Aparece bastante ruido. Esto era de esperar dado que cuenta con una lente con una apertura no muy grande y carece de estabilización óptica.

Algo que me ha resulta curioso es que tenga la capacidad de grabar vídeo 4K (3840 x 2160 píxeles ) pero la pega es que solo podrás grabar de forma continuada 10 minutos, (que sí que sí que ya todo es 4K que es ya un estándar  hoy en día en cualquier cacharro pero me sorprende).

La cámara delantera cuenta con un sensor de 5MP con apertura f/2.2 que pueden hacer selfies y grabar video a Full HD (1920 x 1080 a 30 fps). Su comportamiento ha sido correcto para hacer un par de video llamadas.

Conclusiones

Sin duda alguna lo que más me ha enamorado de la Samsung Galaxy Tab S3 es su magnifica pantalla y los colores (que bien calibrados y con la correcta luz ambiente) te hacen disfrutar mucho de ella. Iba a comentar los altavoces firmados por AKG que posee, pero lo voy a obviar creo que la unidad que me llegó tiene los altavoces dañados por que distorsiona mucho apenas subiendo el volumen.

En cuanto al músculo, a la potencia, del dispositivo no le veo mucha diferencia a su rival el iPad Pro (al menos con el mío el de 9.7). Es cierto que no todas las aplicaciones están disponible para ambos pero eso es otra cosa.

El precio ahora mismo ronda unos 550 euros en Amazon, precio bastante aceptable para toda la tecnología que lleva dentro. No creo que haya un dispositivo mejor equipado y mejor acabado que este actualmente.

Por todo lo anterior, recomendaría su compra.

Autor: Jawier Andrade

Share This Post On

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: